lunes, 28 de julio de 2008

Hoegaarden

Después de la Glops, pasamos a un estilo muy apropiado para las calores, las cervezas de trigo belgas o witbier. Para empezar esta semana empezaremos con la witbier de la casa Hoegaarden, que se precia de ser la decana entre las cervezas belgas de este estilo, a producción de este tipo de cervezas cesó y Pierre Celis la reanudó en 1966. Actualmente la marca pertenece a la multinacional InBev.




Descripción comercial:

La Hoegaarden Witbier es la cerveza mas celebre de las cervezas de la marca Hoegaarden.

Además de la malta, su mezcla necesita de trigo candeal no malteado, cebada malteada, lúpulo, curasao amargo y sobre todo especias como el coriandro. Este trigo confiere sobre la cerveza su color blanquecino y su aspecto turbio. Hoegaarden Witbier blanco es de fermentación alta, ni se filtra ni se pasteuriza y tiene una doble fermentación en botella. Queda pues un color amarillo pálido intenso turbio, una espuma muy blanca, densa y persistente y todavía contiene levaduras vivas. La cerveza es aromatizada al cilantro y a las cáscaras de naranja el proceso le da aromas de trigo, levaduras, toques balsámicos y algún cítrico. Es muy refrescante, cremosa y suave.Éstos le dan su carácter agradablemente afrutado y refrescante.

Con un contenido en alcohol del 4,9 %, Hoegaarden Witbier es una cerveza fácil que hay que beber, sirviendo en su célebre vaso hexagonal. Lo ideal es servir un poco y esperar. Agitar lo que queda en la botella y terminar de servir.
Podremos disfrutarla con aperitivos o acompañando platos basados en quesos frescos tipo requesón o mató con hierbas aromáticas; cereales frescos, amaranto, quinoa... que maridan a la perfección con cigalas, gambas de Palamós... y equilibran esta maravillosa cerveza blanca.




Nota de cata:


El color pajizo revela su estilo, cuerpo turbio, pero con brillo. Giste blanco y de buena duración, pero no demasiado abundante para una wit.
En nariz resaltan notas de naranja y un punto picante. Ligeramente se denota algo de especies, quizá canela y termina con una nota refrescante proporcionada por el lúpulo.
Tiene un buen cuerpo, pese a su escasa gasificación.
La entrada es suave y refrescante, entra muy bien. Se siente el punto a naranja que se dejaba ver en nariz. En el final saca su carácter ácido y levemente picante.

En lineas generales es una cerveza muy suave, de sabor velado y matices difíciles de encontrar. Ligera, y muy bebible, ideal para combatir los calores del verano. Mi valoración personal de esta cerveza es de 2.8.



Cabe destacar esta cerveza como una de las mejores de las que produce la gigante cervecero inBev, en mi opinión una de las pocas que "se salva", acompañada quizá de la Leffe.




Tambien probaron esta cerveza:
Frankeinas, Catador y RJ

3 comentarios:

Chela dijo...

Amigo ya tienes la Ronda pagada en Sursum&Corda

Haya Salud

franKeinas dijo...

Amigo, tengo muchas cervezas favoritas pero esta especialmente es una de mis favoritas de verdad. Es riquísima y tremendamente refrescante ¡incluso le gusta a mis amigas!

Un saludo y gracias por la mención.

Andrés dijo...

Pues si te gusta esta, prueba la Celis White que comentaré la semana que viene...

Salud, Andrés.