martes, 17 de mayo de 2011

VI Edición del concurso anual de la ACCE

Por Daniel Sánchez
Asociación Cerveceros Caseros Españoles


Cada año, cuando la naturaleza asiste a la llegada de la primavera, una llamada silenciosa e itinerante atrae a los amantes de la cerveza casera de los más remotos puntos de la geografía. Se los puede distinguir por su equipaje, no por el color de sus maletas sino porque cargan con orgullo el resultado de su producción cervecera en forma de barriles corny, botellas o cuanto ingenio exista para transportar el preciado líquido.
Quien lo vea desde afuera podrá pensar que se trata de una secta, los maestros de ceremonia con sus rigurosos uniformes oscuros y sus códigos internos. Pero en cuanto la cosa se va soltando la congregación se traduce en una fraternal reunión, abierta a todos los forofos de la buena cerveza, deseosos de probar, convidar y empaparse de conocimiento.
Este año la llamada llegó desde el Maresme en la provincia de Barcelona, concretamente desde Can Bavi, una hermosa masía construida en el siglo XV, situada en pleno Parque Natural del Montnegre i el Corredor. Rodeada de verde y con unas impresionantes vistas desde lo alto de Pineda de Mar y sus playas.
La oferta de actividades incluía el Concurso Anual de la Asociación de Cerveceros Caseros Españoles, este año centrado en el estilo American Pale Ale, además de diferentes talleres, buena comida y mucho networking.
Los más madrugadores y quienes venían de más lejos comenzaron a llegar durante la tarde del viernes 1 de abril para disfrutar de la parte más informal de la reunión y prepararse para asistir a las actividades del día siguiente al completo.
El sábado 2 la actividad comenzó con la cata del estilo Dry Stout, protagonista del concurso de Cerveceros Caseros del año que viene. La sesión fue dirigida por Andrew Malcolm, ex-Jefe de laboratorio de la británica Fuller's y moderada por los organizadores, los hermanos Kevin y Pep Andreu. Inicialmente se cataron dos grandes exponentes del estilo: La Guinness Draught y la O'Hara's Irish Stout. Para finalizar se cató la O'Hara's Leann Follain, un toque de distinción cercano al estilo que dejó a todos imaginando sus próximas recetas. El inapreciable apoyo de los jueces invitados para el concurso y de los asistentes hicieron de la cata una oportunidad para debatir sobre el estilo y sus variantes más comerciales o la búsqueda de la autenticidad.
A continuación los jueces se retiraron a deliberar sobre las cervezas presentadas al Concurso 2011, una ardua tarea dada la cantidad de participantes.
El jurado estuvo compuesto por Andrés Masero (Culturilla Cervecera), Edgar Rodríguez (El Racó d’en Cesc), Guillem Laporta, Andrew Malcolm y organizado por Pablo Morillo de ACCE.
Mientras tanto Antonio Alcántara, presidente de ACCE, impartió un interesante taller de identificación de contaminaciones en la cerveza continuando con el de identificación de defectos del año anterior. Conocer estos defectos y contaminaciones es un escalón decisivo para mejorar nuestras cervezas.
Entre tanta actividad el hambre iba haciendo acto de presencia, así que los encargados del fuego comenzaron su labor. Un grupo de calçotaires de las más diversas procedencias hicieron frente al fuego para alimentar a los cerveceros con una deliciosa calçotada seguida por una selección de carnes y butifarras. Todo un festín típico de estas tierras, regado por los excelentes caldos aportados por los asistentes.
Se degustaron estilos de todo tipo. Varias APAs de las presentadas al concurso, Altbier, Kölsch, Mild, Witbier, Pale Ales, IPAs, Lambics, etc. Como regla general el nivel ha estado muy alto, buenas cervezas hechas con conocimiento y pasión, compartidas con ansias de recibir elogios y críticas.
La expectación iba en aumento entre los concursantes pues para la sobremesa se reservaba el plato fuerte: el fallo de los jueces después de horas de trabajo. El Concurso 2011 se cerró con los siguientes clasificados:
Primer clasificado: José Luis Rodríguez, campeón por 2º año consecutivo, quien se llevó el trofeo y el libro "Micros. Una ojeada al panorama cervecero catalán".
Segundo clasificado: Mercedes Garrido.
Tercer clasificado: Jesús Medina.
Los jueces destacaron el buen nivel general de las cervezas y lo reñida que estuvo la eliminación hasta llegar a los ganadores.
Para la tarde aún quedaba actividad, con un taller práctico de la mano del Maestro Pfaffi para la conversión de un filtro de agua de cafetera comercial en una birriera, sustituto "low-cost" de los barriles cornelius. Toda una demostración de conocimiento técnico que nos abre las puertas a más opciones para servir y transportar nuestra cerveza.
Durante la tarde la reunión invitaba a la charla y un merecido descanso. Aprovechar el sol y la buena compañía para seguir hablando de nuestra pasión y proyectos.
Luego tuvo lugar la Asamblea Anual de la ACCE. Una reunión intensa donde todos los socios tienen voz y voto para decidir las siguientes acciones de la Asociación y evaluar el desarrollo del último año. Una fuente de inspiración para seguir trabajando en pos de difundir este hobby.
La reunión anual se cerró con una estupenda cena coronada por unas suculentas gambas rojas de Blanes. Un cierre de lujo para el evento anual más esperado por los homebrewers españoles, con un saldo más que positivo en cuanto a organización, asistencia, contenidos y calidad de las cervezas compartidas.


(+) Gacetilla Cervecera núm. IV

1 comentario:

masbirras dijo...

Me alegro mucho por José Luis!! Lo conozco desde hace años por temas de coleccionismo y he ido viendo como empezó timidamente a elaborar cerveza en casa y como últimamente su trabajo está siendo galardonado.... Enhorabuena a todos los homebrewers!