lunes, 3 de noviembre de 2008

Westvleteren Blond

Desde mi reciente peregrinación a Sint-Sixtusabdij en Westvleteren, aventura que publicaré pronto, os presento la Westvleteren Blond.



Se trata de una trappist elaborada al estilo Ale Belga con un 5.8 % de alcohol en volumen.

Notas de cata:

De un dorado cristalino y muy brillante, es servida sin sedimentos. Perfecto giste cremoso y blanco de dos dedos que deja encaje en la copa.
Aroma de entrada seco, bien lupulizado, pero con un buen contrapunto de cereal, muy equilibrado. Destaca un refrescante aroma herbal y hacia el final un muy muy sutil toque afrutado.
En boca es tremenda, cerveza de un gran cuerpo con una gasificación constante que aguanta perfectamente en la copa.
En boca la entrada vuelve a ser seca, con un principio claramente balanceado hacia el lúpulo, pero como parecía en nariz muy bien equilibrada. El un toque final es sutilmente cítrico y duradero. Los sabores son limpios y muy claros en el paladar, pero nada excesivos, son sutiles, lo que hacen una cerveza muy fácil de beber.

En resumen una cerveza limpia y muy equilibrada, más ligera de lo que esperaba sobretodo si la comparo con las típicas belgas y más aún con cualquier otra trapense, y con un contenido alcohólico muy razonable, todo esto hace que sea una cerveza que se deja beber muy bien (quizá demasiado) y parece que uno no tenga nunca bastante ;-) La mejor cerveza que he probado hasta la fecha, creo que he encontrado la cerveza PERFECTA(*). Mi valoración personal de esta cerveza es de 5.




(*) Me gustaría matizar un poco mi calificación como cerveza PERFECTA. Para mí la Westvleteren Blond es una cerveza que lo tiene todo: es una cerveza para cualquier ocasión, muy agradable, limpia en nariz y en boca, fácil de tomar y con un contenido alcohólico muy razonable, lo cual la convierten en una cerveza muy muy bebible. Culturalmente se acerca mucho mas al concepto de cerveza al que estoy acostumbrado que a cualquiera otra belga que haya probado, pero por otro lado tiene todo lo que se le puede pedir a una buena cerveza belga, es cremosa, tiene un gran cuerpo y tiene carácter. No tanto como otras trapenses, como su hermana mayor la 12, por ejemplo, pero por el contrario esta si que es una cerveza que se puede tomar en cualquier momento y circunstancia.

4 comentarios:

Embracing Darkness dijo...

Y yo aún la tengo pendiente, quedando por el momento Orval como mi trapense favorita.Buena reseña, la hace apetitosísima :)

Saludos!

Andrés dijo...

Esta es más "suave" que la Orval, por decirlo de alguna forma, pero también tiene mucho carácter. Es una cerveza redonda y una visita que seguro que repetiré.

Salud, Andrés.

Delirium dijo...

Que grande, no ya la cerveza, sino la foto. Una terrazita, un día soleado y dos Westvletern 6. Además en compañía. Si tuviese que ponerle título sería: 'felicidad'.

La envidia es en este caso sana. Yo le probé en la soledad de casa, aunque con amigos.

En fin, a ver si algún día puedo realizar esa peregrinación, de la que supongo nos contarás más cosas pronto...

Un saludo!

Andrés dijo...

Cierto Delirium, una experiencia para repetir.

La peregrinación la cuento en unas entradas de las cuales acabo de publicar la primera hoy. Espero que os guste.

Salud Andrés.