jueves, 7 de julio de 2011

Es una reflexión

EDITORIAL

¿Por qué somos así?
Quisiera pensar que soy un poco pesimista y que no llega siempre a mal puerto el barco en el que navego. ¡Ojalá!
Parece que siempre queremos o exigimos y cuando tenemos giramos la cara, o simplemente criticamos los defectos sin ver lo positivo.
Desde hace unos meses, nos encontramos a modo de lo que se suele llamar “fanzine”, la publicación de “Gacetilla Cervecera”. La aventura apareció un día sin más, y nunca fue más que un entretenimiento sin pretensiones filosóficas, ni buscar el arca perdida. Tampoco nació con la idea de su impresión en papel, sino sólo con la intención de ser un apéndice más de varios blogs, dónde hablar, discutir, escuchar y razonar sobre este mundo que nos gusta del líquido amargo.
El proyecto nació, el proyecto produjo grandes expectativas dentro del mundo cervecero, y el proyecto crece a amplias zancadas, pasando “quizás un poco precipitadamente” a su impresión en una cantidad razonable de números.
¿A dónde quiero llevar este pequeño texto?
Pues a que seguramente, un texto como el que pueda escribir yo, sin pretensiones ni conocimientos, pueda estar bien, pero solamente de relleno. Gacetilla tiene que ser algo más, tiene que englobar varias partes diferenciadas y con escala de importancia bien remarcada.
Por un lado, y en un escalón inferior, (siempre sin menospreciar a nadie), puede estar el simple aficionado, con sus anécdotas, sus viajes, sus aventuras… con una frescura de textos, sin un fondo de conocimiento reglado.
Luego pueden venir los comerciantes, las tiendas especializadas, con cierto grado de implicación, pero sin obligatoria licenciatura dentro de la materia.
Pero la tercera parte, que es por dónde van mis ruegos (y no críticas), es el verdadero cervecero. El conocedor de la técnica y la práctica. El artesano o el industrial. Esto es mi meta.
Gacetilla se presenta como una puerta abierta a todos los niveles, aficionado, o técnico en la materia. Una puerta abierta a todos y cada uno de nosotros. Leer artículos cerveceros de novedades o reflexiones blogeras, hoy en día, los podemos ver en kioskos, o portales. Pero leer las inquietudes de nuestros cada vez más numerosos alquimistas de la cerveza. Porqué empezaron. Cuando lo hicieron. Que les llevó a este mundo. Porqué se decantan por un u otro estilo. En quien se motivan. Que es lo que les preocupa. Porqué un cambio. De que productos hablamos. Como lanzan la primera piedra. El salto del homebrewer a la micro. Y así cientos de preguntas que se me irían ocurriendo, y lo que me gustaría más… cientos de preguntas que me gustaría ir sabiendo de todos estos “maestros cerveceros” o como simplemente un gran y querido amigo en este mundo dice “yo no soy maestro de nada, sólo me gusta hacer cerveza, beberla y sentirme satisfecho de haber hecho un buen producto”.
Que todos vamos con las prisas que nos acechan. Que todos ponemos la escusa de no sé cómo escribir. Que todos queremos que otros se muevan y yo ya me subiré al burro. Vale. Pero no perdamos la oportunidad cuando la tenemos. Ahora es Gacetilla, otra vez será otro nombre, pero que nos abran la puerta sin pedir nada a cambio no es habitual. Que tengamos la libertad de unas páginas para expresarnos tampoco.
Queremos asociarnos, queremos que se nos oiga, queremos ser algo dentro de este mundo, queremos calidades, queremos no intrusismos. ¡Pues venga!. No perdamos la ocasión.
Y repito que yo sólo estoy en el nivel más inferior de la escala que pretendía representar. Yo sólo soy un aficionado que se siente alagado de que unas pequeñas e insulsas líneas que puedo escribir salgan publicadas. Pero quiero leer más, quiero leer otros puntos de vista.
Un abrazo a todos

Gacetilla Cervecera núm. VI. Julio 2011

4 comentarios:

birraire dijo...

Buen artículo, Andrés :-)

Andrés dijo...

No es nuestro, el texto es de uno de los colaboradores de la Gacetilla, pero refleja muy bien lo que pensamos, por eso aparece como la editorial de este número.

Salud, Andrés.

birraire dijo...

Pensaba que el editorial era tuyo ^^¡

Andrés dijo...

Este no,

estábamos escribiendo algo similar, pero nos gustó mas este texto que finalmente publicamos.