lunes, 29 de diciembre de 2008

Damm Reserva Navidad 2008

Damm vuelve a obsequiarnos las Navidades con su Reserva Navidad 2008.


Se trata de una edición limitada que no se comercializa, elaborada con agua, malta de cebada, lúpulo y levadura.

Como en ediciones anteriores, se entrega en botella de litro dentro de un precioso estuche (la presentación ha mejorado) y alcanza un 6,5 % ABV.


Descripción comercial:

Estrella Damm Reserva 2008 es una cerveza única y muy especial que recupera la bonita tradición de recolectar las mejores materias primas y llenar una de las calderas para elaborar la máxima expresión de la cerveza.



Notas de cata:

Presentación insuperable, dorado oscuro, cristalino, con un giste blanco abundante y de apariencia cremosa de gran aguante y que deja un bonito encaje en la copa.
Limpia en nariz, predomina los tonos a cereal con un ligero tostado. Del fondo de la copa llegan aromas moderados a lúpulos que le proporcionan carácter.
Plena en la boca, con una gasificación suave y un paladar medio (algo menos cremosa que la edición 2007, según creo recordar)
La entrada en boca es suave, pero con un contrapunto de lúpulo perfecto. Muy equilibrada, me encuentro de nuevo ante una de las mejores lager que he probado. El finish es largo y agradablemente amargo. Si se le pudiese poner una pega es quizá que sea algo más ligera que la del año anterior y como contrapunto quizá algo más amarga, pero eso no pone en cuestión el hecho de que nos encontramos ante una grandísima cerveza. Mi valoración personal de esta cerveza es de 3,5.

De nuevo la misma reflexión del año pasado: ¿Por qué no se comercializa esta cerveza?

2 comentarios:

Delirium dijo...

Felicidades por la suerte de haberla probado.

En cuanto a tu pregunta, podemos especular con varias respuestas. Probemos a ver:

- No existe mercado suficiente como para incrementar la fabricación y distribución. O no hay demanda suficiente que esté dispuesta a pagar lo que valga esa cerveza.

- Se pretende fomentar una imagen de exclusividad en los reducidos ámbitos en los que se distribuya. De este modo el producto es más goloso para los entendidos en cerveza que la consiguen. Damm consigue de este modo una imagen de cerveza deseada. Un poco como esas distribuciones limitadas de iPhones quetecagas entre blogueros, que le hacen a Apple una publicidad maravillosa.

- Porque les chupa un pie.

La verdad, no sé con cuál quedarme. Quizá un poco de cada una.

Un saludo!

Embracing Darkness dijo...

Probada también aquí, y la verdad muy satisfecho, un buen detalle de Damm. Además, ya era hora de que una lager me entusiasmase.