miércoles, 25 de marzo de 2009

La abadía de Val-Dieu


La abadía de Val-Dieu fue construida en 1216 por monjes cistercienses. Estaban buscando un valle solitario donde realizar sus actividades agrícolas y de elaboración de cerveza, un remanso de paz en plena naturaleza. Las órdenes cisterciense son bien conocidas por sus habilidades cerveceras y los monjes de la abadía Val-Dieu no son una excepción a esta regla.

Debido a los numerosos peligros sufridos por la abadía a lo largo de los años (fuego, la destrucción, la expulsión de los monjes durante la revolución napoleónica), los monjes no siempre han podido elaborar su cerveza. Eso explica por qué su producción de cerveza sigue siendo limitada a nivel local.

Afortunadamente, desde 1997, la granja ha descubierto el típico ruido de la fábrica de cerveza de nuevo. La única diferencia con el pasado es que las cervezas están hoy en día producidos por un lego. Además, las cervezas de Val-Dieu son aún hoy en día elaboradas en la antigua explotación agrícola.

(+)

2 comentarios:

Pepet dijo...

Con tanta entrada dedicada a Val-Dieu, me han entrado ganas de volver a disfrutar de sus caldos (algo olvidados por mí). Estoy valorando la futura adquisición de algunas botellas. Si finalmente me hago con ellas, prometo degustarlas a la salud de este blog.

Saludos y que el lúpulo (¿será un cereal?) nos acompañe.

Pep

Andrés dijo...

Harás muy bien, Pepet.
En estos momentos tengo en la despensa una caja de las triples que compré y que ya está a menos de la mitad, es una cerveza que me encanta.

A disfutarla!!!

Salud, Andrés.