jueves, 21 de julio de 2011

Entrevista a Zulogaarden

De cerveceros caseros a sacar al mercado vuestra primera cerveza legal. ¿Como ha sido el camino hasta conseguir salir al mercado?
Pues empezamos a hacer “cerveza profesional” por curiosidad malsana. Vimos unas cuantas fábricas antes. A base de ver fábricas, la curiosidad se fue ampliando más y más hasta que un día se nos presentó la oportunidad de fabricar en una y no la dejamos pasar. Una fábrica bien equipada te permite elaborar en condiciones muy controladas difíciles de conseguir en tu casa. Por otra parte era la única vía a nuestro alcance para abrirse un poco de camino en este mundillo y también una manera de dar a conocer nuestra apuesta de cerveza artesana por si algún día decidimos montar algo realmente serio. Y que esto nos gusta mucho.

¿Cuántos años lleváis en este camino?
Haciendo cerveza no hace aún 4 años. Fabricando esporádicamente “cerveza profesional”, en agosto hará dos años.
Y además este año organizáis una fira cervecera. ¿Qué os ha motivado a dar este paso?
Primero de todo dar a conocer el producto, que la gente pudiera contrastar y hablar de cualquier duda con el productor directamente. Concentrar toda la cultura y afición cervecera posible siempre es positivo para productores, aficionados, homebrewers, curiosos… Además, nos gusta montar eventos en general y si son cerveceros, pues aun mejor. Estamos convencidos que poco a poco las cosas cambiarán y la gente sabrá apreciar la buena cerveza artesana. No nos ha gustado nunca ver las cosas desde la barrera y creemos que todos tenemos que poner nuestro granito de arena en todo esto, nos gusta ser parte activa de las cosas que realmente nos interesan.

¿Ha sido positiva la experiencia?
Para nosotros sí, mucho. Conocimos a nuevos cerveceros, nuevos aficionados y homebrewers y en Molins ahora hay más gente interesada en la cerveza artesana. Además el solo hecho de que la feria se celebrara ya fue todo un triunfo, no tuvimos ningún apoyo ni ayuda económica de ninguna administración, en parte por una falta absoluta de interés por el evento por parte de éstas. Todo fue autogestionado y desde aquí queremos dar las gracias al colectivo La Mola, que nos cedió su local y trabajó mucho para tener el local a punto. También sabemos del descontento de algunos productores porque no vendieron lo esperado. Esperamos convocar a más gente el próximo año para que todo el mundo quede contento.

¿Habrá futuras ediciones?
Sí, no sabemos en qué forma ni en qué espacio, ni nada, pero sí.

¿Qué otros planes/proyectos tenéis para el futuro?
Pues ampliar nuestro local de fabricación y poco a poco, pasito a pasito, ver cómo va evolucionado y trabajar para que se de la alineación estelar que nos permita montar una micro en Molins.
Nombradme al menos a un cervecero (de donde sea) que tengáis como referencia.
Pues por suerte cada vez tenemos más referentes. De fuera, hemos de mencionar Mikkeller, Russian River, Brew Dog, Lagunitas, Drake’s, Anderson Valley, Stone Brewery, Rogue, Leonardo Del Brogo... ¿sigo? Creo que son cervecerías revolucionarias, todas ellas han contribuido a expandir los límites conocidos de la cerveza. En Catalunya, Salvador Fortea ha contribuido a nuestra “formación” de manera decisiva, admiramos mucho la excelencia con la que realiza su trabajo y sus cervezas cada día están mejor, también apreciamos su creatividad y ganas de experimentar y además, creemos que aun tiene recorrido para rato, que ni de coña ha tocado techo, y que poco a poco irá desplegando todos sus recursos y proyectos. Por otro lado las cervezas y experimentos de Carlos han conseguido hacernos regodear de placer de manera enfermiza. Es otro cervecero “creativo”, y ha conseguido emocionarnos con la mayoría de sus cervezas, sobre todo con lo que saca de sus barricas. Guzmán es otro que no nos podemos dejar, sus propuestas más lupulizadas y la Montserrat creo que tendrían que ser un referente claro para todo el que empieza.

¿Qué consejos daríais a un homebrewer que quiera seguir vuestros pasos y sacar su primera cerveza al mercado?
Los consejos que podemos dar es que se fijen en las buenas cervezas, no sólo de aquí, sino también de las buenas cervezas de fuera. Que se fijen bien que características tienen las cervezas que más les han impactado, que se informen del estilo y de las materias primeras y técnicas. Sobre todo que innoven, que no tengan miedo de cagarla y experimentar porque nadie se va a hacer rico ni montar una micro con su kit de 20L, 30L o 40L... que si no arriesgan ellos ¿quién lo va a hacer?, que creen recetas, y que, dentro de la innovación, primero que aprendan a usar bien los tres ingredientes básicos. Y sobre todo, que les mueva una motivación por aprender, que sean humildes y que no se conformen nunca. Y como consejo final, pero no por ello menos importante, que se fijen en los huecos que los demás dejamos y reflexionen sobre las causas.

¿Qué pensáis cuando veis que hay cerveceros que sacan al mercado sus cervezas con tan solo unos pocos meses de experiencia detrás?
Cada uno hace lo que puede con lo que puede. Nosotros no podemos juzgar el proyecto de alguien que ha invertido ilusión y dinero así de buenas a primeras. Eso lo tienen que hacer los consumidores, que son los que pagan por el producto.


Gacetilla Cervecera núm. VI. Julio 2011