viernes, 6 de enero de 2012

Maridaje: Cerveza y Navidad

Por Igor Oyarbide
Calvin’s Beer

Estamos ya en Diciembre, finalizando el año y como es habitual, llegan las fiestas de Navidad con sus correspondientes cenas y comidas familiares y entre amigos. Fechas en las que pasamos mucho tiempo en la mesa, ya sea por la abundante y variada comida, o porque nos alargamos más de lo habitual charlando con los nuestros. En las siguientes líneas quiero lanzaros alguna que otra sugerencia para poder introducir en estas comidas navideñas tan variadas a nuestra amiga cerveza.

En los menús que se preparan para Navidad suele ser habitual empezar con marisco. Las cervezas claras son una buena opción para acompañar este tipo de comida ya que respeta sus intensos sabores independientemente de cómo se haya preparado éste. Si el marisco se prepara en salpicones aliñados con vinagre, como sucede en muchas ocasiones en la costa Andaluza, la cerveza es sin duda una opción casi obligatoria, ya que el vinagre desvirtúa el vino. Los calamares también van perfectamente con una cerveza clara. En algunas casas se opta por alguna sopa, como puede ser la sopa de almejas, a la que le van muy bien cervezas con sabores más intensos como por ejemplo una stout. Los embutidos también suelen ser muy recurridos, destacando especialmente la buena relación entre la cerveza y el chorizo.

De segundo suelen ser habituales platos de pescado o carne. Un pescado azul iría muy bien con una cerveza Pilsner, mientras que si nos decantamos por pescado blanco, la cerveza tendrá que ser muy suave y con muy poco amargor, para evitar quitarle el protagonismo al pescado. El cochinillo o el pavo asado son también platos bastante cocinados en muchas casas, pudiendo maridar el primero con una cerveza especiada como puede ser el caso de una Chimay Roja, y con una cerveza de trigo o una IPA americana en el caso del segundo, entre otras opciones.

Es habitual que para cuando llegue el postre estemos ya llenos, pero si nos atrevemos con un turrón de chocolate, una cerveza negra de estilo Stout o una de estilo Schwarzbier nos harían disfrutar bastante. Si el postre llevara frutas, una Lambic belga sería una buena compañera. Y bueno, en Navidades siempre hay cervezas muy variadas e interesantes que se elaboran especialmente para estas fiestas, por lo que disfrutar de ellas después de la cena o la comida tambień es una opción. Celebréis o no las Navidades, ¡espero que disfrutéis de estas fechas!


(+)