jueves, 23 de febrero de 2012

Los Años 60

Jorge Bort y Jorge Exposito
Blog Birrantic

Actualmente vivimos unos tiempos históricos dentro del panorama cervecero nacional, con la implantación y consolidación, en mayor o menor medida, de pequeñas microcervecerías y brewpubs por toda la geografía nacional. Pero la industria cervecera española ya había vivido varios momentos claves en su trayectoria. Uno de ellos coincide con el crecimiento económico y cierta apertura del régimen al exterior durante la década de los años 60.

La expansión del sector cervecero fue muy significativa, se paso de alrededor de unos 60 millones de litros a principios de la década de los 50 a 343 millones de litros en 1960. Hay que tener en cuenta también que hasta junio de 1961 los precios de la cerveza no se liberaron, hasta entonces estaban tasados por el gobierno de la época. Todo esto junto con otras circunstancias, como la liberalización del comercio con el exterior, propició que la industria cervecera foránea invirtiera en el sector español donde cada año aumentaba la demanda.

Una de las primeras en implantarse fue Pripp Española S.A. fundada en 1962, una sociedad con capital sueco (Stockholm Breweries) y español a partes iguales, que se instaló en Son Molines (Palma de Mallorca). Este mismo año se constituyó la Compañía Internacional de Cervezas (CICSA), conocida por sus cervezas Europils, con participación del grupo belga Unibra y de Damm. En 1963 Henninger llegó a Madrid, sacando en mayo de 1965 sus primeras cervezas al mercado. Más tarde la estadounidense Schlitz Brewing Co. se hizo con casi la totalidad de las acciones de esta compañía y lanzo al mercado sus cervezas Schlitz. Posteriormente en 1966 tras la fusión de la ya existente Fábrica de Cervezas Moritz S. A. con la holandesa Lamot se crea Cervezas de Barcelona S. A. (CERBASA) con una fábrica en la localidad barcelonesa de Parets del Vallés.

Y no todos los casos fueron sólo con participación extranjera, por ejemplo tenemos Cervezas de Santander que tenía fabricas en Cádiz, Madrid, Vigo, Valladolid y Santander y firmó un convenio de asistencia técnica con Skol Internacional, que permitió en julio de 1964 que se estrenara una nueva factoría en Breda (Girona), y saliera al mercado nacional bajo concesión la nueva Skol Internacional Lager. O San Miguel que en 1965 inauguraba su nueva fábrica de Málaga después que en 1954 también lo hubiera hecho en Lleida.

En resumen, una década donde aumentó significativamente la producción, el número de factorías y por supuesto el número de marcas a disposición del consumidor.


(+)