miércoles, 16 de julio de 2008

La ronda #3: ¿Cerveceria o cerveza en casa?

Pues esta es la cuestión que nos plantea este mes Chela:
¿Está la cerveza hecha para disfrutar en la intimidad de nuestros hogares tomando el protagonismo absoluto o más bien es una bebida social que se engrandece cuando se toma al calor del bar acompañada de tu gente favorita? En otras palabras, ¿para vosotros que es primero la cerveza o la cervecería?

Creo que ya se planteo la cuestión en su día en unos comentarios de la C.A.A.C. y mi respuesta a la pregunta sigue siendo la misma que hice en aquellos comentarios entonces: AMBAS!!!

Empecé a beber cerveza hace unos años (y aún lo sigo haciendo) como un acto social, quedando con los amigos en el bar y disfrutando de unas cervezas en buena compañía. En casa siempre he tenido cerveza, nunca ha faltado en mi nevera, puede ser simplemente un paquete de Voll-Damm o de cualquier cerveza de calidad que caiga en mis manos. Hace unos años me gustaba disfrutar de una copa de buen whisky en la terraza después de alguna cena y aún lo hago, pero en contadas ocasiones, la he reemplazado por un buen copazo de Westmalle doble, o por una Saison Dupont, o por una Sierra Nevada Pale Ale, o una Val-Dieu triple, o de la última adquisición que tenga en mi despensa.
Pero disfrutar de la cerveza en casa no es de ninguna manera incompatible con ir al bar, juntarme con los amigos de toda la vida y disfrutar de unas buenas rondas de cerveza en la mejor compañía posible. Lo que el amigo Max calificó muy acertadamente en su día como Cerveza de sesión. Es cierto que en estas ocasiones se suele disfrutar más de la compañía que de la cerveza, pero estas quedadas no me las puedo imaginar sin cerveza...

En definitiva, me quedo con los dos, disfrutando de la cerveza en casa y en una cervecería en buena compañía.



Rondas Anteriores:

1. ¿Cómo pedir una cerveza?
2. La peor cerveza que he probado

4 comentarios:

pollo dijo...

Personalmente prefiero quedar en una buena cervecería con los amigos, esa es la situación ideal, aunque si lo que se pretende es degustar una cerveza nada como el calor del hogar. Creo que hay ocasiones para todo, a veces prefiero un quinto estrella en un bar junto a un buen amigo que una buena cerveza solo en casa. Depende, no podría elegir claramente una opción. Por suerte voy sacando tiempo para ambas cosas.

Sir Asf dijo...

Quedar con los amigos en un bar que os suministre de cervezas es genial del todo, pero como dices, la soledad y el disfrute personal de un copazo elegante es una sensación también enorme. Coincido contigo en que las dos son situaciones muy buenas, y que lo uno no quita lo otro.

Á dijo...

Sin duda me quedo con una cervecería. El problema que tenemos en este país es que ese nombre se cuelga en demasiados rótulos de locales que están muy lejos de serlo. Una cervecería no puede ser un bar donde simplemente tengan tres o cuatro cervezas diferentes.
En cualquier caso, soy de los que, sea en casa o fuera, prefiero beber acompañado.

El Universo de la Cerveza dijo...

Yo mi opinion la teneis en mi blog. Dificil eleccion verdad?

http://eluniversodelacerveza.blogspot.com

Saludos cerveceros.