miércoles, 3 de agosto de 2011

Día 0: Planificando mi cerveza (ii)

Tras haber leído toda la información necesaria, creo que el siguiente paso para poder continuar es decidir que método emplearemos para elaborar nuestra cerveza.

En las diversas tiendas de materiales encontraremos tres tipos de "kits" para iniciarnos en el homebrewing, los explicaré por orden de "dificultad" del más sencillo al más completo.

Los más básicos son los conocidos como "kits de cerveza", se trata de jarabes de mosto previamente lupulizados a los que añadiremos el liquor y posteriormente fermentaremos. Nos "ahorran" todo el trabajo del día 1, que es una parte fundamental del trabajo del cervecero, perderemos toda la posibilidad de experimentar con nuestras propias cervezas y se limitará la diversión. Yo no los he probado y por lo tanto no los recomiendo.

El siguiente tipo de kits que podemos encontrar son los "Extractos". Básicamente se trata de mosto dulce (no lupulizado) deshidratado. Esta vez nos ahorran solo parte del primer día de trabajo, las etapas de macerado y la aspersión. Una vez hidratado el extracto procederemos a la etapa de cocción donde añadiremos los lúpulos. Nos proporcionan algo más de libertad y creatividad que los "kits", pero de nuevo nos perderemos parte del proceso. De nuevo, no los recomiendo.

El último tipo que encontraremos en las tiendas son los kits "Todo grano", que nos permitirán elaborar nuestra cerveza desde el principio, a partir de los ingredientes básicos: agua, maltas, lúpulos y levadura. Es el más completo, es el que vengo utilizando hasta ahora y por lo tanto es del tipo de kit del que tratará este manual. Aún así, si alguien quiere empezar por alguna de las otras dos opciones, solo tiene que saltarse las primeras etapas de esta guía, el resto del proceso es común para todos.

Con un "Todo grano" realizaremos todo e proceso cervecero completo, a excepción del malteado. Las etapas que realizaremos son las siguientes:

1. Macerado
2. Aspersión
3. Cocción
4. Enfriado
5. Fermentación
6. Embotellado